Buenos días. Martes, 21 de noviembre de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com

11.06.2003 - LA TRADICIÓN DE SAN BERNABÉ.

Veintiséis para el pez
Llegamos hoy a una fecha entrañable para los logroñeses y que viene siendo compartida con el mismo entusiasmos por todos los convecinos. Al librarse la ciudad del cerco francés el 11 de junio de 1521, el regidor ordenó que en lo sucesivo a ese día, coincidente en el calendario con la celebración en la iglesia católica con el día dedicado a San Bernabé, se guardara fiesta, con un programa que sigue siendo el mismo en su estructura principal. Misa, procesión, refrigerio en el Ayuntamiento después de la procesión y vaquillas.

En la historia quedó patente que durante el asedio al que fue sometida la ciudad, el pueblo se alimentó de los peces que se pescaban en el Ebro, saliendo a hurtadillas por la noche a través de las traseras de Ruavieja, prácticamente a orillas del río. Como no faltaba pan, pues la harina no es perecedera y el vino siempre lo hubo en las muchas bodegas de la ciudad, fueron aguantando.

Y ésa es la razón por lo que cada año se reivindican esos elementos -peces, pan y vino- con los que los logroñeses traen el recuerdo y homenajean a quienes defendieron la ciudad.

Sentadas esas premisas, nada puede extrañar que un grupo de logroñeses se organizaran para celebrar agrupados la festividad, lo que dio origen a la Cofradía del Pez, que fue organizada con unas normas que apenas ocupan un folio y donde se recoge que la formarán 26 miembros, número que responde a la suma de las cifras de la fecha que se conmemora, día 11, del mes 6 y del año 1521.

Esto es, 11 más 6, más 1, más 5, más 2 y más 1. Se añaden los cofrades honorarios, que por su amor a la ciudad se integran en la Cofradía. Se contempla en las normas que el alcalde de la ciudad, durante su mandato, tiene condición de cofrade y también es cofrade el asesor religioso. Recientemente se ha creado la figura de Cofrade Emérito, que es la de quien por contar con una edad avanzada pasa a esa condición, que tiene los mismos privilegios y obligaciones que el resto para dejar espacio a otros entusiastas que quieren ingresar. Existe una creencia errónea de que los alcaldes ingresan en la Cofradía después de su regiduría y no es así. Lo que sí ocurre es en ella hay varios ex-alcaldes que han solicitado su ingreso. Y ahí están, como los demás, sin privilegios, repartiendo pan, peces y vino. Este año por cierto, con las lamentables ausencias de dos cofrades recientemente fallecidos, los recordados Jerónimo Jiménez y José Luis Zapata. Seguro que San Pedro, patrón de los pescadores, les tendrá reservado un buen sitio en el cielo para que puedan ver desde allí la ceremonia.







www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative