Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

29.03.2014 - 'En la quietud' de Javier Victorero

La muestra reúne cuarenta lienzos donde geometría, luz y color trascienden el plano estético para alcanzar una dimensión mística

Javier Victorero vive en Gijón, frente al mar. Hace tres años visitó Logroño con motivo del VII Certamen Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja, donde mereció una medalla de honor por su lienzo 'Bodegón español'. A modo de flechazo, Victorero se enamoró de esta tierra, le gustó su gente y se dijo: «¿Por qué tengo que estar siempre en Gijón? Sólo necesito un techo para pintar». Así que se vino una temporada a Logroño, a pintar y a vivir.

Ciertos cuadrantes de los viñedos riojanos le recuerdan los dibujos de su admirado Paul Klee, al igual que algunos de esos grafitos grabados de forma espontánea sobre la piedra del monasterio de Suso por viajeros, peregrinos o monjes anónimos.

Precisamente los cuadros creados por Javier Victorero (Oviedo, 1967) durante su estancia en Logroño abren la exposición que acaba de inaugurar en la sala Amós Salvador, de la mano de Cultural Rioja. 'Japonés en Alberite' es el título del primero de los cuarenta lienzos que articulan la muestra a modo de un enorme paisaje abstracto donde geometrías, luz y color invitan a la reflexión; a disfrutar no sólo de la estética sino de la lírica y misticismo que custodian las telas del artista asturiano. Cuarenta óleos y acrílicos seleccionados de entre la obra surgida de sus manos, y a menudo pintada con brocha gorda, a lo largo de los últimos tres años.

Victorero no es amigo de poner título a las exposiciones porque, por encima de todo, cree en la individualidad de cada pintura. A esta muestra, sin embargo, la ha denominado 'En la quietud'.

«El título hace referencia a la vida de un pintor lento en el sentido de que las obras son lentas, están hechas de finas capas, de mucha meditación y observación, de mucho aprendizaje», explica. Una quietud que nada tiene que ver con la inactividad. «Es un estado interior de la mente en el que estás atento, reflexivo, pensante y sintiente, pero consciente de todo ello».

También hace extensiva esta 'quietud' al espectador. «Vivimos un tiempo vertiginoso y hay ritmos en los que no puedes aprender porque te llevan, y otros más lentos en los que eres más tú. Mi pintura reivindica un poco ese ser más tú, algo que me parece importante y sobre todo hoy en día».

Un lenguaje esencial

Victorero emplea un lenguaje esencial de la pintura, la abstracción, para contar algo esencial. Y lo hace a partir de un vocabulario básico basado en el color, las formas, las figuras, las líneas... «Entre ellos generan tensiones, movimiento, sensaciones... y eso es lo que luego nos puede llevar a la emoción, que es de lo que se trata», comenta.

Reconoce, además, que no siempre abrazó la geometría. «Yo antes era más de mancha; de hecho, la geometría nunca me gustó cuando la veía fuera de mí, me parecía fría». Con el tiempo y de una forma progresiva e inconsciente supo que no era así, e incluso que la geometría podría ser poética. «Nuestra mente tiene una capacidad para descifrar la geometría, al menos en lo que tiene de quietud, movimiento, tensión, de hiriente... Nuestra propia mente tiene un pensamiento en cierto modo geométrico y hay que descubrirlo».

Y a ello contribuye precisamente 'En la quietud', exposición que el público riojano podrá visitar hasta el próximo 18 de mayo en la sala Amós Salvador de Logroño.

 



www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative