Buenos días. Domingo, 30 de abril de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

07.07.2013 - Una pequeña calculadora

Tiene tan solo ocho años pero este niño riojano es capaz de realizar operaciones matemáticas tanto sencillas como complejas sin la ayuda de un papel, un lápiz o una calculadora. Sólo necesita un ábaco o la visualización mental para resolver cualquier operación que se le proponga, ya sea una suma, una multiplicación o una raíz cuadrada.

Alejandro Ferreira Jiménez ha sido capaz de realizar 70 cálculos en menos de 5 minutos tan solo con la ayuda de un ábaco. Esto le ha servido para proclamarse campeón de La Rioja y convertirse en el segundo clasificado de su categoría en el campeonato nacional de Cálculo Aloha, celebrado el pasado 1 de junio en Madrid. «Me lo he pasado muy bien en el campeonato, lo importante es disfrutar y dar lo máximo de ti. Me alegro mucho de haber quedado segundo», comenta Alejandro. Eso sí, espera ganar el próximo año.

Desde que tenía seis años lleva practicando este método, durante alrededor de «10 o 15 minutos al día y cuando llega el campeonato un poco más, además de las horas de clase», apunta Alejandro. Como buen campeón de cálculo, las matemáticas son lo que más le gusta, aunque no deja de lado asignaturas como «lengua o conocimiento del medio».

Los campeonatos Aloha se celebran anualmente para demostrar los progresos realizados gracias al programa. Además, como añadió su coordinadora, Lorena García, «es un momento de disfrute y de que todos los niños de Aloha, se conozcan y se cree ese sentimiento de grupo».

Todos ellos forman parte del programa de desarrollo mental Aloha Mental Arithmetic. Este método está dedicado a niños entre 5 y 13 años, distribuidos en diferentes niveles. El método Aloha utiliza el ábaco japonés como instrumento para la enseñanza de la aritmética mental, permitiendo potenciar el hemisferio derecho del cerebro, donde residen la capacidad de memoria visual, concentración y orientación, entre otras capacidades.

Después de utilizar el ábaco físico, los niños van creando su imagen del ábaco mental en la cabeza y lo van moviendo. Trabajan con una imagen en movimiento. Al entrenar las habilidades, los niños mejoran en todas las asignaturas, no sólo en las matemáticas. «No es un programa de matemáticas, sino de desarrollo mental», resume García.

A sus ocho años, se ha proclamado campeón de La Rioja y subcampeón nacional de cálculo con el método Aloha

Alejandro Ferreira es capaz de realizar operaciones complejas sin lápiz ni papel

 



www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative