Buenas tardes. Miércoles, 24 de mayo de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

17.03.2013 - El Burgo de Alfaro estrena chapitel

La restauración de la torre de la iglesia revela la alineación de su eje en sentido norte-sur y no el habitual este-oeste

Al atravesar los barrios del Burgo, los alfareños alzan la mirada hacia lo alto de su iglesia. Forrada de azul, los operarios de la empresa 'Alfaro Construcciones y Obras' avanzan la restauración de urgencia de su torre para salvarla.
Con 160.769 euros de inversión, es la primera fase de la restauración integral del templo, que parroquia y vecinos confían en que continúe por el interior. «Al desmontar el engranaje del chapitel se ve cuán necesaria era», explica el sacerdote Javier Martín.
Tras retirar el cerramiento del desgastado chapitel y desmontar su estructura de madera, los trabajos se centran en colocar el nuevo, una fiel reconstrucción, y la recuperación del cuerpo de la torre con la sustitución de ladrillos afectados por la humedad y el tiempo, respetando siempre la antigua estructura y modo de colocación. Además, la veleta está también en proceso de restauración.
Dados los vínculos sentimentales de los alfareños con el templo del XVII, la parroquia informa puntualmente del avance de los trabajos, como la que los arquitectos y la historiadora María Medina ofrecieron en el colegio Amor Misericordioso. Entre la labor de investigación, sorprendió a los vecinos la singularidad de las alineaciones de la iglesia, pues está girada noventa grados respecto a los ejes tradicionales. Las iglesias suelen construirse sobre los ejes este-oeste. Pero el Burgo está orientada norte-sur. Los arquitectos están investigando en los archivos de la Diócesis de Tarazona la razón, que puede deberse a que existía una primitiva capilla sobre la que se amplió el templo. En cuanto a estructura, es peculiar el sistema interior de tirantes de vigas de madera que compone la torre para soportar los envites del viento.
Otra anécdota ha sido la aparición de dos pequeñas cajas de latón, de 10x5x5 centímetros, en cuyo interior hallaron cartas que informan sobre las obras realizadas en el templo en 1760, a finales del XIX y de la última en 1935, junto a varias reliquias -un saquito que reza contiene tierra del sepulcro de la Virgen y un relicario con la imagen del Corazón de Jesús- y datos históricos sobre las autoridades en cada momento. «Es conocida la costumbre de documentar estos momentos, pero no es habitual hallar los testimonios», explicó la historiadora María Medina.
LA FRASE
MARÍA MEDINA HISTORIADORA
«Es conocida la costumbre de documentar las obras, pero no es habitual hallar los testimonios»
 


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative