Buenas noches. Viernes, 22 de septiembre de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

21.09.2012 - El vermú de los seis euros

Las peñas Logroño y Áster invitaron ayer a miles de personas a panceta y choricillo y huevos con pimientos, respectivamente

La semana gastronómica continúa alimentando a la ciudad con los bocados más autóctonos
Las filas superaron la entrada de La Redonda en una mañana en la que el sol calentó la espera
Las peñas repartieron 2.000 huevos, 300 kilos de panceta y choricillo y 190 kilos de pimientos
La Plaza del Mercado recuperó ayer -realmente lo hace durante todas las mañanas de las fiestas de 'sanmateo'- las esencias que olvida durante el resto del año. La semana gastronómica, uno de los actos más celebrados y degustados -en sentido estricto- por los logroñeses, depara interesantes sorpresas todas las jornadas. Sorpresas y, sobre todo, aromas que abren el apetito incluso del estómago más lleno. Si no que se lo pregunten a los miles de logroñeses y visitantes que engrosaron las cada vez más nutridas filas para degustar choricillo y panceta o huevos fritos con pimientos... o ambas, que fue la opción elegida por la mayoría. El perfil del catador es extremadamente variopinto: abuelos con nietos y sin ellos; parejas jóvenes y no tanto; padres con hijos; hijos con padres; cuadrillas de chavales... Todos en busca del vermú más económico del año.
Huevos, choricillo y panceta
Y es que quien diga que tomar el vermú en Logroño es caro durante los 'sanmateos' miente. Hay opciones para todos los gustos y la factura puede crecer tanto como las exigencias o la finura del personal. Pero la opción de las peñas, además de sabrosa, es barata. Muy barata. Por seis euros uno se va a casa con el estómago lo suficientemente lleno como para dejar las cazuelas en reposo o, a lo sumo, tomar un último bocado antes de buscar la horizontal.
El menú de ayer, que apenas exigía al comensal un paseo de 150 metros, incluía tres 'platos'. De primero huevos fritos con pimientos -además de una botellita de vino- elaborados por la peña Áster: «2.000 huevos y 190 kilos de pimientos», reconocía, cucharón en mano, uno de los cocineros mientras más de uno, al otro lado de la valla, salivaba al tiempo que esperaba su turno.
La otra fila -más numerosa- la de la panceta y el choricillo de la peña Logroño, que repartió 300 kilos de carne elaborada a las brasas del carbón -«nos harían falta unas cuantas viñas para hacerlo con sarmientos», bromeaba el cocinero-.
Y mientras los más madrugadores degustaban los primeros pinchos, las filas crecían y buscaban -e incluso superaban- el acceso a la Redonda por la calle Portales. La inversión, 4 euros por dos pinchos y dos botellas de vino, muy inferior al beneficio logrado.
En el paseo hasta la conexión de Portales con Once de Junio se queman las primeras calorías recién consumidas y se abre hueco para el último plato: tosta de paté con boletus a cargo de la peña La Rioja, que aliñó 86 kilos de hongos con 44 de paté en el último plato de un menú que también se pudo completar con los huevos con champiñones de Los Brincos o con longaniza de la Casa de Aragón.
 


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative