Buenas noches. Domingo, 16 de diciembre de 2018
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

21.08.2012 - Alfaro reinicia la cuenta atrás

El entierro de la cuba despidió anoche, un año más, las animadas celebraciones patronales

Todo lo que sube baja o todo lo que comienza tiene su final. A frases hechas como éstas se agarran los alfareños para aceptar que deben volver a la realidad tras despedir sus fiestas patronales 2012 por San Roque y San Ezequiel.
Si esta especial semana de celebraciones y alegrías compartidas en las calles se abrió con una ascensión, la del cohete de fiestas que las iniciaba con su estallido en los cielos a mediodía del 14 de agosto, anoche finalizó con una caída, la de la cuba al seno del río Alhama, en el final del tradicional entierro. Y también concluyó con fuego y estallido: la traca final de fiestas ante miles de vecinos que acompañaron el lacónico desfile final.
Fue el cierre a la séptima jornada y de las fiestas patronales 2012. Tras seis días intensos, con miles de alfareños e invitados tomando las calles, la de ayer cumplió perfectamente su descripción, su bautizo como 'día de huelga'. Aunque está dentro del programa festivo y es uno más de las fiestas, los alfareños le hicieron huelga a las propias fiestas para intentar reconducir y regresar a la realidad.
Y para muchos fue un regreso inmediato, pues fueron cientos los alfareños que, al coincidir con lunes, volvieron ayer a sus puestos de trabajo tanto en la localidad como en otras vecinas. Y los más afortunados ponían rumbo a sus vacaciones o las continuaban tras haber marchado días atrás.
Fue una jornada de mucho ir y venir en los supermercados para reponer neveras, de ajetreo de limpieza en las casas y de descanso para quien pudo. Y la llamada festiva llegó a media tarde, aún con mucho calor.
Tras el encierrillo infantil con toros de cartón en la cafetería Polaris, el recorrido habitual acogió el último encierro de reses bravas, más largo de lo habitual, y que reunió a miles de vecinos.
En la noche, la charanga de Makoki ofreció un concierto antes de poner música al entierro de la cuba, que abría la cuenta atrás hacia el 14 de agosto del 2013.