Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

12.09.2010 - Un Naturhouse poco efectivo cae en su debut liguero

Un errático equipo franjivino choca contra una gran defensa del Ademar de León

Pese a un buen primer tiempo, los de Jota fueron incapaces de encontrar la vuelta al León
El Naturhouse sabía que el Reale Ademar de León era superior. Pero si a esto se le une el hecho de que chocó contra una defensa casi indestructible y un porterazo de oro como Vicente Álamo, el resultado final es un fiel reflejo de lo vivido ayer en el Palacio Municipal de Deportes de León, donde el conjunto dirigido por Jota González cayó por un abultado 30-21 en el debut de la temporada.
El equipo franjivino aguantó durante la primera etapa jugándole casi de igual a igual a un gran Ademar. Correctamente ordenado en una defensa 5-1, que es donde se encuentra cómodo, el Naturhouse se lo puso difícil a los locales, que no terminaban de encontrar fácilmente la portería de Gregor Lorger. Pero lamentablemente el guardameta no tuvo una jornada buena y solo detuvo tres disparos de 18 goles. En el otro lado de la pista, todo lo contrario. Vicente Álamo amargó a los lanzadores riojanos.
Sin embargo, en esa primera media hora, Sasha Tioumentsev se movió muy bien y le inventó agujeros a Paco López para que el lateral, a fuerza de grandes lanzamientos, mantuviera las cosas equiparadas. De hecho, solo en una oportunidad los leoneses se escaparon en el tanteador por cinco goles, a los veinte minutos del encuentro, pero rápidamente fueron cogidos por el Naturhouse, que hizo un muy buen parcial final en esa primera parte, dejando las cosas 16-14.
Ya en esos minutos, el Ciudad de Logroño tuvo algunas lagunas, que coincidieron con las superioridades -un mal que se arrastra desde la pretemporada y al que Jota no puede encontrar la vuelta-, aunque no se reflejó demasiado en el luminoso del Palacio leonés.
El Naturhouse salió de los vestuarios dispuesto a plantar cara al Ademar. Pero los leoneses se crecieron ante su público, quizá con la rabia que les dejó el haber quedado fuera de la Liga de Campeones (jugarán la Copa EHF junto al Naturhouse) y los gigantes de la defensa se hicieron imposibles para Sasha Tioumentsev, Amargant y Garabaya, muy contenido por sus marcadores durante todo el partido. El otro pivote, Ales Silva, que arrastraba unas molestias, jugó pocos minutos. Y los que tuvo, se vio encarcelado de la misma manera que su compañero de equipo.
A la contra
Y esa dura defensa provocó más exclusiones del lado local, algo que no pudo aprovechar el conjunto de Jota González. Todo lo contrario, los extremos chocaron una y otra vez contra Álamo y el Ademar aprovechaba a sus veloces jugadores para perforar de contraataque la portería de Gurutz Aginagalde, que entró en la segunda parte y detuvo con éxito seis lanzamientos.
El Naturhouse perdió efectividad y se volvió espeso. Tioumentsev y Velasco ya no podían enlazar con los extremos ni con los pivotes y los errores quedaban en evidencia ante cada réplica ademarista, que tuvieron en Stranovsky a su gran figura, con un siete goles y 78 por ciento de efectividad.
Además, el conjunto dirigido por Jordi Ribera fue el mismo durante todo el partido. Daba igual quién estaba en la pista, los ataques eran fluidos y la defensa había construido un muro en torno a Álamo. Y los balones que cruzaban la muralla, eran detenidos por el guardameta. Desesperado por su ineficacia (un 49 por ciento a lo largo de los sesenta minutos), el Naturhouse en ningún momento bajó los brazos, aunque sí se vio inferior a su adversario. Tal es así que en la segunda parte solo consiguió marcar seis goles y le gritaron 16.
El resultado final es quizá demasiado severo para un Naturhouse poco efectivo (pero batallador), que nunca pudo encontrar su filosofía de juego y que terminó deseando que el reloj marcara el minuto 60 para acabar rápidamente con el sufrimiento. Los de Jota no dejaron en el Palacio de Deportes buenas sensaciones y deberán trabajar esta semana en los errores cometidos y utilizar de lección la paliza que le propinó el Ademar. Y es que el próximo visitante en el Palacio de los Deportes es otro grande de la liga, el Cuarto Rayas Valladolid, que no se lo pensará dos veces si puede abusar del Ciudad de Logroño
ADEMAR 30 - NATURHOUSE 21
30. Reale Ademar: Alamo (Losert), Carou (2), Costa (2), Buntic (2), Chernov, Aguirrezabalaga (3), Stranovsky (7, 1p), Montoro (1), Vega (2), Juan Andreu (3), Krivochlykov (4), Ortigosa (3),Iosu Goñi (1)
21. Naturhouse La Rioja: Lorger (Aguinagalde), Juarez (2), Unai Arrieta (4, 3p), Tioumentsev (2), Garabaya, Amargant (1), Tarazaga (6), Velasco (1), Sorrentino (1), Kojic (2), Abrao, Dujshebaev (2)
Arbitros: García Serradilla y Marín Llorente. Excluyeron por dos minutos a los locales Juan Andreu (2), Buntic (2), Krivochlykov, Chernov (2), Aguirrezabalaga; Velasco y Amargant, por el equipo visitante
Marcador cada cinco minutos: 1-3, 4-5, 7-6, 10-9, 12-9,14-12 (descanso); 17-14, 18-16, 22-18, 24-18, 27-19, 30-21 (final)
Incidencias: Primer partido de la Liga Asobal disputado en el Municipal de León ante unos 2.800 espectadores.