Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

17.08.2009 - Una fecha señalada para los Pakistaníes.

La Asociación Pakistaní de La Rioja celebró ayer en la plaza del Ayuntamiento logroñés el 62 aniversario de la independencia de su país

El 15 de agosto de 1947 Pakistán logró independizarse del Reino Unido. Para la historia pakistaní, éste es el día más importante del año, y los pakistaníes dispersos por todo el mundo lo celebran como pueden en las ciudades en las que se encuentran, adaptando la fecha real al domingo o pidiendo permiso a las autoridades correspondientes para organizar un pequeño homenaje a la señalada fecha.
Ayer, la plaza del Ayuntamiento de Logroño acogió diversas actividades destinadas a pequeños y mayores para conmemorar este día. La Asociación Pakistaní por la Integración en La Rioja se encargó de organizar el evento y llevarlo a cabo.
El presidente de la Asociación, Fida Hussain, se mostró muy agradecido por la sencilla gestión que necesitó con el Ayuntamiento, el cual prestó la plaza a castillos hinchables, discoteca móvil, talleres de abalorios, talleres de tatuajes de henna, concursos de dibujo y plastilina y carpas de degustaciones de platos típicos pakistaníes, para sorpresa de la mayoría, dulces.
Juegos y concursos
Además de estos entretenimientos, hubo una carpa de información sobre el país, dispuesta a compartir conocimientos con todo el que deseara aprender un poco más del lugar y de sus costumbres. «Estamos muy contentos de poder celebrar en La Rioja este día tan importante para nosotros, todos los pakistaníes del mundo están celebrando el Día de la Independencia de alguna forma, estén donde estén», comentaba el presidente de la Asociación.
Pese a ser un día destacado para los pakistaníes, los juegos y talleres fueron accesibles para todo el que quisiera acercarse, por lo que fue un gran día para la integración, sobre todo de los pequeños, que jugaron, saltaron y se divirtieron con niños de otras nacionalidades, aunque no terminen de entender muy bien el motivo de la festividad.
«Es curioso cómo en los concursos de dibujos la mayoría de los niños pintan las banderas española y pakistaní juntas, o en los tatuajes de henna, muchas veces, se dibujan un símbolo de nuestra tierra y otro de aquí, como una luna islámica en un lado de la cara y una hojita de parra en el otro», sonríe Fida.
Los actos tuvieron lugar durante todo el día, desde las 11 hasta las 21 horas. Uno de los acontecimientos más aplaudidos fue el recibimiento, a las 16.30, de las autoridades según las costumbres pakistaníes. No faltaron en el Auditorium los discursos y los bailes típicos pakistaníes que mostraron la riqueza cultural del país islámico.
Participa en nuestra red social
www.comunidad-latina.net