Buenas noches. Domingo, 16 de diciembre de 2018
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

10.05.2009 - La UR afronta su mayoría de edad

El campus celebró ayer su decimoséptimo aniversario con un homenaje a los alumnos más brillantes, a los nuevos doctores y a los trabajadores jubilados con Bolonia en el horizonte

La Universidad de La Rioja celebró ayer sus 17 primeros años de historia, cifra que «quizás no sea ni redonda ni mágica», en palabras del rector, José María Martínez de Pisón, pero que sirve de antesala para la mayoría de edad, que el próximo año vendrá acompañada de la entrada de la UR en el Espacio Europeo de Educación Superior.
El acto se convirtió en una exaltación de los mejores valores universitarios del esfuerzo, el conocimiento y la investigación que, como explicó el rector, no se ciñen en exclusiva al campus sino que se expande a «toda la sociedad riojana que ha colaborado y colabora en el desarrollo de la UR».
Sin olvidar el pasado y la historia, el rector hizo una clara apuesta por el futuro, especialmente en el proceso de convergencia europea. «El cambio es necesario e irreversible y supone una oportunidad para adaptarnos a la realidad del siglo XXI, que trasciende a la propia Declaración de Bolonia de 1999», indicó.
Sin embargo, sí reconoció posibles errores, para lo que parafraseó al ministro Ángel Gabilondo: «Quizá haya sobrado propaganda y haya faltado información y quizá no se haya sabido paliar la incertidumbre que el proceso ha despertado entre la comunidad académica», explicó Martínez de Pisón, aunque ponderó positivamente el esfuerzo realizado por la UR y el Gobierno regional para «tratar de resolver las dudas».
En el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, el rector no olvidó la crisis actual, «en la que es más necesario que nunca reivindicar el valor de la formación y la necesidad de invertir en ella, a nivel personal y colectivo».
El vicerrector de Investigación, Eduardo Fernández Garbayo, también hizo hincapié en esa faceta de formación superior, para lo que pidió mayor implicación de todas las instituciones y que se siga aumentando el número de investigadores contratados. Para cifrar el esfuerzo de la UR en la investigación, Fernández Garbayo recordó que «se tardó 13 años, hasta el 2005, para llegar al centenar de tesis doctorales defendidas, y ahora se está a punto de llegar a las 200 sólo cuatro años después».
Éxito en familia
Pero, además de los discursos, los grandes protagonistas de la jornada fueron los 26 mejores expedientes académicos de todas las titulaciones del campus logroñés, los 19 nuevos doctores, los cuatro premios extraordinarios de doctorado, los cuatro trabajadores jubilados y el mejor deportista universitario.
En total, una cincuentena de personas que han destacado por su trabajo y su vocación y que ayer recibieron su merecido reconocimiento acompañados de sus familias, soporte básico para los éxitos de los galardonados.
LOS GALARDONADOS
Mejor deportista: Jaime Ravina.
Mejores expedientes: David Bartolomé, Paula Ayelén, Carlos Javier Ruiz, Miguel Reinares, Fernando Antoñanzas, Irene Benito, Juan Hernández, Javier Escobar, Silvia Valenciaga, Silvia Voica, Iria Gómez de Pablo, Silvia Izquierdo, Irati Iribas, Santiago Martínez, Ana Gonzalo, Héctor Alonso, Raquel Vea, Paula Martínez, Ana Salas, María León, Emma Pérez, Raúl Angulo, Asier Ubierna, Raquel Olavarrieta, Verónica Ruiz y Helena Flores.
Premios extraordinarios doctorado: Alpha Pernía, Ana García, Beatriz Sáenz de Jubera y Gonzalo Jiménez.
Personal jubilado: Francisco Javier González, Balbina Rodríguez, James Robert Sullivan y María Teresa Torroba.