Buenas tardes. Martes, 17 de octubre de 2017
ESTÁ EN: Ocio/ Deportes/
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

21.04.2006 - HOY COMIENZA EN CALAHORRA LA VUELTA A LA RIOJA 2006 CON ESTILO PROPIO.

La Vuelta a La Rioja 2006 cuenta con los tres tipos de dificultades ideales para una ronda por etapas y sólo le falta una contrarreloj individual para redondear su atractivo
Hoy comienza en Calahorra una edición de la Vuelta a La Rioja diferente, nueva en su concepción participativa, aunque los valores de sus organizadores, las ideas y la entrega a la prueba sean las mismas de siempre. Pero el hecho de que el ciclismo haya dado un vuelco tan enorme en los últimos años, hace que estas pruebas pequeñas -que antes casi estorbaban a algunos superequipos que sólo pensaban en las grandes carreras- ahora interesen a todos los demás conjuntos que no han podido introducirse en lo que parece la panacea.

Y de este modo, la Vuelta a La Rioja adquiere ahora una importancia que antes no tenía, porque, entre otras cosas, ha tenido la suerte de mantenerse en el calendario y ha podido no tirar la toalla, a pesar de las zancadillas que propician los grandes.

La Vuelta tiene ahora estilo propio por el interés de los corredores, aunque no estén los mejores, y, además, en el plano deportivo se ha encontrado este año una fórmula que gusta a todos, porque reúne los tres tipos de dificultades que gustan a los amantes del buen ciclismo.

Por un lado, la primera etapa, para rodadores, cuenta con la dificultad añadida del aire y el viento sobre los 162 kilómetros de nervioso recorrido por La Rioja Baja. Los rodadores tienen en esa jornada su día especial y ahí tienen que dejarse ver, encarecer el triunfo de los demás y hacer que los que quieran brillar en la montaña tengan que ganarse el premio aguantando un primer día de velocidad.

En el segundo asalto, los escaladores son los que tienen la palabra final. Hay terreno para 'romper' muchas piernas, para hacer desfallecer a más de uno antes de llegar a la extenuación final en las rampas de La Cruz de la Demanda. Puede que ahí no se decida del todo la carrera, pero seguro que la batalla también está asegurada y que el que mejor forma pueda mantener en el tramo final y sea un hombre que sepa tirar hacia arriba, sea el vencedor.

Y para finalizar, una etapa con un puerto mítico y siempre temido, como es La Herrera, para hombres fuertes que aguanten el tirón del escalador y que luego tengan fuerzas para mantener su posible ventaja en terrenos llanos, duros y ligeramente empinados hacia arriba.

Sólo le falta a esta ronda una etapa contrarreloj individual, que termine por hacer jugar a los corredores los cuatro palos de la baraja ciclista. Pero habrá que espera algún tiempo, porque el dinero sigue siendo el que manda y el que permite o no jugar la partida completa. De momento, la organización de la Vuelta a La Rioja sigue trabajando muy bien y este año presenta una ronda muy atractiva.




www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative