Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

04.10.2005 - UNA BODEGA BAJO 30.000 KILOS DE ESCOMBRO.


Un vecino descubre una antigua bodega de 40 metros en su casa en la calle Mayor de Santa Ana
Florencio Cano compró una casa en la calle Mayor de Santa Ana número 35, en Cervera, a finales del año pasado. Los anteriores propietarios le dijeron que la vivienda contaba con una pequeña bodega en la planta baja. Cuando se trasladó allí descubrió que la bodega era mucho más grande de lo imaginado ya que estaba llena de escombros.

Florencio y su familia comenzaron a vivir en esta casa en julio de este año y en agosto este vecino de Cervera oriundo de Cornago retiró más de treinta mil kilos de escombro (1,75 metros de altura) hasta dejar a la vista dos habitaciones de unos veinte metros cuadrados cada una. La exterior da a la parte baja de la escalera de acceso a la vivienda (entrada de la calle Mayor de Santa Ana) y la interior termina en el monte y sobre ella pasa una calle.

Antes de iniciar la retirada de material, Florencio se había introducido con una linterna por un pequeño espacio hasta sobrepasar lo que, en teoría, era la bodega. Entonces, se dio cuenta de que debía retirar todo el material para ver lo que realmente había allí.

La bodega todavía conserva el respiradero, está construida con piedras y yeso y en alguna zona aparece roca de la montaña sobre la que se asienta la casa. Cada una de las dos habitaciones, que se comunican mediante arcos, tiene dos dependencias también con arcos de ladrillos macizos antiguos (una a cada lado).

Práctica habitual

Antiguamente, algunas casas poseían bodegas más o menos grandes que servían como despensa y nevera. Con el paso de los años, la modernidad y las nuevas necesidades que van surgiendo, estas dependencias cambiaron su función o como en el caso de esta casa de Cervera sirvieron como escombrera (era una forma de ahorrarse, al realizar una obra, el coste del traslado del material).

Este edificio acogió varias viviendas ya que posee tres fogones diferenciados y dos entradas (da a dos calles con distinto nivel). Ningún vecino recuerda la bodega tal y como ha quedado ahora y, según comenta el actual propietario, ha permanecido llena de escombro durante varias generaciones de inquilinos.

Florencio ya se ha encargado de instalar luz en su 'nueva' bodega y se dedicará ahora a poner el suelo y adecuar el lugar como merendero conservando la estructura tal y como está ya que «así llama la atención de todo el que la ha visto».



www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative