Buenas noches. Jueves, 23 de noviembre de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

03.10.2005 - ARNEDO TERMINÓ SUS FIESTAS PATRONALES EN HONOR A SAN COSME Y SAN DAMIÁN.


Todo tiene su fin
Los arnedanos regresan hoy a la vida normal después de vivir ayer el último e intenso día de sus fiestas patronales
De repente, lunes. Inadvertidos y de improviso, muchos arnedanos se habrán sentido hoy traicionados por el reloj y por el calendario. Tras siete días de fiestas en honor a los santos patronos Cosme y Damián, el despertador habrá atronado para muchos arnedanos hoy despertándoles de la euforia festiva para dolerles que hoy vuelve a ser día de escuela.

No habrán pasado más de doce horas desde que el lacónico 'Pobre de mí' fuera entonado por las gargantas arnedanas y la traca final pusiera, con un estruendo bien distinto en el sentir al del chupinazo, final a estas fiestas patronales. Y, por si el triste final fuera poco, además hoy es lunes...

Quizá algún arnedano o arnedana, previsor él o ella, optara ayer por tomarse las cosas con más calma, tomándose un día de huelga para descansar, reponer fuerzas y prepararse mentalmente para el duro regreso a la rutina diaria. Pero los más, repusieron las fuerzas en la calle y vestidos de rojo, verde, negro y blanco, el arco iris festivo que forman las peñas Lubumbas, Tao, la Chispa y La Quincalla. Vestidos y abrigados, porque la última jornada de las fiestas arnedanas fue abrazada por nubes grises, que cuando les parecía dejaban escapar algunas gotas, y zarandeada por un aire que más que fresco se sintió frío. Por ello, las chaquetas de lana de las peñas fueron las mejor recibidas.

Citas para reponer esas fuerzas consumidas durante estos días no faltaron. Tras la bajada de las peñas de la mañanera suelta de vaquillas, con el irresistible ritmo charanguero de Makoki y su clan, la Tao recuperaba su degustación de chistorra para calentar cuerpos y estómagos, mientras la charanga Isaseña amenizaba una Puerta Munillo que se abría como una verdadera entrada al mejor ambiente festivo.

A unos metros, en la plaza de la Leña, entre los decibelios de los bares que se resistían a la mañana con jóvenes cuyos rostros evidenciaban que aun creían en la noche, La Quincalla ofrecía las tradicionales migas a cientos de vecinos que se acercaron a degustarlas. Citas, ritmos y sabores para estrujar las últimas horas.


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative