Buenas noches. Jueves, 23 de noviembre de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

01.09.2005 - EL DÍA GRANDE PUSO FIN AYER A LAS FIESTAS PATRONALES DE CALAHORRA.

Todos con los Santos

Todo lo bueno termina por acabarse. Ayer, Calahorra vivió el último día de sus fiestas patronales, jornada solemne en la que los calagurritanos de nacimiento o vecindad acompañan a los Santos Emeterio y Celedonio por las calles de la ciudad. El sol quiso ser uno más y se sumó a la gran fiesta que vive la ciudad de los Mártires cada 31 de agosto.

«Ver la procesión es algo que emociona y siempre me trae recuerdos»
El acto más intenso y también más esperado por los ciudadanos fue la procesión con los Santos. Si en un primer momento no fueron muchos los que hicieron el tradicional recorrido a pie desde el Ayuntamiento para recogerlos y procesionarlos, una vez a hombros de los miembros de la Cofradía de los Santos Mártires, se podían contar casi por miles los calagurritanos que no quisieron perderse el momento y se ataviaron con su mejor indumentaria. Entre ellos, como ya se ha convertido en costumbre estaba el presidente Pedro Sanz, acompañado por algunos miembros de su equipo. Junto a ellos, toda la Corporación municipal, diputados regionales y nacionales, senadores, la juez de la ciudad, la secretaria y letrada del Ayuntamiento...

La comitiva iba encabezada por el grupo de danzas y, entre ellos, abrían paso los pequeños María, Santiago y Leire. Autoridades civiles y militares, el obispo bajo el palio de los Santos Mártires y centenares de personas que circulaban a los lados de la procesión; gente en los balcones, y muchos, muchos ciudadanos a la cola de la comitiva.

Si se puede decir que todas, o casi todas las procesiones son parecidas, la de ayer tuvo un carácter más emotivo. Hasta cuatro jotas dedicadas a los Santos fueron entonadas por distintos grupos de la ciudad. La primera por Julia Azcona que, levantándose de una silla de ruedas, entonó un cántico desgarrador. La segunda parada en Santiago, donde Sandra González, de Tudela, les dijo a los Santos: «Defendisteis con la vida a este pueblo y sus creencias. Calahorra os lleva en el alma y con vuestra luz camina». Poco después, junto a las Cuatro Esquinas una voz recordó cómo subieron «'pa' Santander nuestros Santos». Y ya en 'los Santitos' (una hornacina en la calle La Estrella) la Escuela de Jotas se refirió al engalanamiento de la ciudad diciendo: «Hoy se han vestido de gala las calles de Calahorra para alegrar a los Santos». Cuatro jotas y mucha emoción y algunas lágrimas entre los calagurritanos que las escuchaban.

Entre los ciudadanos que no quisieron perderse la procesión y acompañaron a los Santos se encontraban calahorranos de nacimiento 'y corazón' como Felipe Salanova y su hijo que no paraban de saludar a derecha e izquierda.

Una vez en el interior de la catedral de Santa María, en una misa solemne concelebrada por varios sacerdotes y con cánticos del Orfeón, Juan José Omella expresó a los calahorranos lo que él valora de esta tierra, «desde los paisajes hasta la adhesión profunda a Cristo». Ayer día grande y punto y seguido, hasta marzo.

¿Por qué acude a la procesión? Es una tradición de toda la vida que nos han enseñado nuestros padres y abuelos desde que éramos pequeños y hemos acudido siempre con nuestros hijos. Ahora, que ellos ya son mayores y no vienen, lo que hacemos es venir nosotras solas. Pienso que es un acto muy tradicional que no nos podemos perder y por eso venimos ataviadas, además con el traje regional. Hay que estar aquí. Vengo por tradición y por devoción a los Santos Mártires. Nos gusta venir aquí. Lo que más me duele es que es el último día, no como en otros pueblos que se celebra el primero y pienso que se debían poner de acuerdo el Cabildo y el Ayuntamiento y celebrar la víspera el 25, como se hace ahora, y dejar el día grande para el 26 puesto que el verdadero día de los Santos Mártires es el 3 de marzo. Como calagurritana que me siento, me gusta venir y hacerles este homenaje a los Santos Mártires. Por eso, vengo vestida de calagurritana. Para mí, es el acto más importante de cuantos se celebran a lo largo de estos días. Además, tengo que decir que, pese a que no soy calagurritana, me siento tan de aquí como la que más. El acto es muy bonito y pienso que debemos acudir todos los ciudadanos. No soy calagurritana pero llevo aquí 31 años y me siento como tal. Para mí, se trata de hacerles un homenaje a los Santos. Es un día muy importante para la ciudad, para Calahorra; el más importante y pienso que debería estar toda la ciudad aquí expresando su cariño a los Santos. Lo importante no es el origen de uno, porque no soy de aquí, sino el lugar en el que uno se siente en casa. Y yo me siento de aquí.


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative