Buenas noches. Jueves, 23 de noviembre de 2017
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

02.05.2005 - TRADICIÓN A DOMICILIO EN SANTO DOMINGO DE LA CALZADA.

| SANTO DOMINGO DE LA CALZADA |
Tradición a domicilioLa cofradía y las 'doncellas' repartieron ayer unos 6.500 molletes o 'panes del Santo' entre los vecinos
Para la cofradía del Santo y las 'doncellas', la jornada de ayer fue de todo menos el habitual domingo de descanso o la anual fiesta del trabajo. Desde las diez de la mañana, con sol y sombra sobre sus cabezas, cofrades y jóvenes se emplearon en recorrer sin descanso ese camino de la tradición local que conduce hacia el inicio oficial de las fiestas, el día 10, de cuyo pregón ya dio cuenta, también ayer, el productor de cine en Hollywood, Santiago Pozo Arenas.

ALGUNOS DATOS
Los molletes o 'panes del Santo': son panes amasados con poca levadura, redondos, que llevan grabada la imagen del Santo. La cofradía debe repartirlos por todos los domicilios y no se comen, sino que se guardan de un año para otro. Son un símbolo que evoca la caridad ejercida por el Santo.

Las 'doncellas': son las jóvenes que el 25 de abril fueron 'pintadas' por la cofradía del Santo con una pluma blanca tintada en añil. Ayer repartieron el 'pan del Santo' y el día 11 lo portarán sobre sus cestaños en la procesión más peculiar e interesante de todas las fiestas. Su presencia evoca la de aquellas otras que debieron ayudar a Santo Domingo para ejercer su labor caritativa con los necesitados.

Las 'vueltas del Santo': unas, las da un hombre que, tanto al amanecer como al atardecer, recorre las calles del casco antiguo tocando un tambor. Con ello se recuerda los paseos de Santo Domingo por el antaño frondoso bosque en busca de peregrinos y pobres extraviados o heridos. Otras vueltas se dan alrededor del sepulcro del Santo mientras se reza. Se realizarán, a diario, hasta el 12 de mayo.


«Esta ciudad es una joya»
El reparto comenzó después de que el mar de panes (unos 6.500) que cubría parcialmente el suelo de la casa de la cofradía fuera achicándose, una vez bendecido, hacia los cestos de las doncellas, los de los dos podencos que, no sin tenaz resistencia, siguieron la ruta, o hacia los vehículos de apoyo, que iban de aquí para allá rellenando una y otra vez los mimbres.

Durante toda la mañana '¿el pan del Santo!' llamó incesantemente a los timbres y los vecinos bajaban -porque no es un reparto a domicilio- a recibir el redondo mollete que tan especial valor tiene entre los calceatenses.

Los turistas preguntan

Muchos aparecían en pijama y bata por lo temprano de la hora y, algunos, felicitaban las fiestas a las ocasionales repartidoras, estampándoles dos besos en la cara. No todo son parabienes. En este reparto también hay que lidiar mucho, porque aunque pedir (panes) no cuesta, tienen que llegar para todos. No sólo para los vecinos de Santo Domingo de la Calzada sino para los de Cirueña, Ciriñuela, Manzanares de Rioja, Gallinero de Rioja, Morales, Corporales y Viloria de Rioja, a los que la tradición, de un modo u otro, entronca en estas fechas con la ciudad calceatense.

Al haberse trasladado a hoy la no lectividad de la jornada en varias comunidades, muchos ociosos e intrigados turistas pululaban por la ciudad, cosiendo a preguntas a aquellos que repartían por doquier los 'panes del Santo'. Fue un día de muchas explicaciones, abreviadas por mor del tiempo, que apremiaba. «No, no me tiene que dar nada, es gratis», explicaba una de las jóvenes a un foráneo que rebuscaba en su bolsillo. «No se come, no»... Las respuestas se repetían una y otra vez aquí y allá.


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative