Buenas noches. Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

25.04.2005 - LAS ZANCUDAS DE LA GRAJERA.

Unas 160 parejas de garzas imperiales, reales y bueyeras, habitan la orilla oeste del pantano logroñés desde hace un par de años
Desde hace dos años, el pantano de La Grajera ha incorporado a una importante familia entre su nutrida fauna. Se trata de unas 160 parejas de garzas, que se han instalado en la orilla oeste de la laguna, y que durante estos días, cuidan sus nidos de los depredadores. En concreto, el pantano logroñés acoge ejemplares de garza real, imperial y bueyera, que son las más pequeñas.
¿Y por qué han desembarcado en La Grajera? La respuesta es simple. La garza es un ave que para anidar, necesita hacerlo cerca del agua y en humedales que cuenten con protección, para poner agua de por medio entre sus huevos y los depredadores. La colonia que hoy se encuentra en La Grajera llegó desde la laguna de Las Cañas, en Viana, y se cree que con la construcción del centro comercial, el humedal desapareció, por lo que las aves emigraron a aguas logroñesas. Y encontraron un lugar perfecto en la zona cercana al agua, ya que se trata de una zona húmeda, que les separa de las cinco parejas de zorros de habitan la zona de La Grajera.

La Garza Real es natural de Europa, Asia y África. Habita en los márgenes de los depósitos de agua y la pareja anida solitaria y en colonias, como el caso de La Grajera, y ponen de tres a cuatro huevos de color azul verdoso. La alimentación consiste de prácticamente todo lo que logren atrapar: pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, insectos, vegetales.

La Garza Imperial es de menor tamaño y con un plumaje mucho más oscuro. Construye un nido voluminoso de tallos de carrizos secos en el interior del carrizal, en zonas cercanas al agua libre. Al igual que la real, come anfibios reptiles e invertebrados acuáticos que captura en aguas poco profundas. Para atrapar a sus presas, permanece largos ratos inmóvil, con el cuello estirado, y les sorprende apuñalándoles con el pico en un rápido movimiento.

Las más pequeñas son las garcetas bueyeras, que no son pescadoras, pero que se alimentan de bichitos que encuentra en la tierra, y, si logran atrapar un lagarto o rana, también se lo comen. La nidada consiste de uno a nueve huevos celeste verdoso pálido.


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative