Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

23.03.2005 - SEMANA SANTA TIEMPO DE PASIÓN Y DE RELIQUIAS.

Copias y santas
La concatedral de La Redonda logroñesa y la iglesia de Laguna guardan sendas copias de la Sábana Santa de Turín
Dos copias de la célebre y polémica Sábana Santa de Turín, dos de las 20 que existen en España y de las 52 repartidas por todo el mundo, se encuentran en La Rioja. Una, en la concatedral de La Redonda de Logroño; otra, en la iglesia de La Asunción de Laguna de Cameros. Años atrás hubo una tercera, en Navarrete. Hace tiempo que nadie sabe de su paradero; podría haberse perdido.

LA ORIGINAL
Origen: La Sábana Santa de Turín apareció en la localidad francesa de Lirey el año 1350. Geoffroy de Charny, su propietario, no aclaró nunca cómo había llegado a su poder.

1135: Tras la construcción de la iglesia de Lirey se convierte en lugar de peregrinación.

1389: Pierre d'Arcis escribe al Papa Clemente VII diciendo que su antecesor Henri de Poitiers «descubrió el fraude y cómo dicho lienzo había sido astutamente pintado...».

1390: Clemente VII reconoce que «no se trata de la Verdadera Sábana de Nuestro Señor...».

Siglo XV: La nieta del descubridor de la reliquia la vende a Luis I de Saboya por un castillo y un palacio.

Los Saboya: Obtienen autorización papal para construir la capilla de la Sábana Sagrada en Chambéry

1532: Incendio en la capilla que daña parcialmente el sudario.

1694: La sábana se instala definitivamente en la catedral de San Juan Bautista de Turín.

1898: Secondo Pia realiza la primera fotografía del sudario.

1973: Primera exposición pública en televisión.

1983: Muere Umberto II y dona la sábana al Papa.

1988: Pruebas con carbono 14 que cuestionan su autenticidad y la datan sobre los años 1260-1390.

La Sábana Santa, el sudario que según la tradición envolvió el cuerpo de Cristo tras su muerte, sigue venerándose hoy en el mundo cristiano, un culto ajeno a polémicas sobre su autenticidad y datación.

El fervor se ha extendido por el orbe católico con copias del sudario. La mayoría de las copias proceden de los siglos XVI, XVII y XVIII. Se trata de donaciones realizadas por adinerados y nobles con gran religiosidad en un tiempo en el que las reliquias eran una cita de peregrinación y, consecuentemente, de ingresos para las ciudades que les daban cobijo.

La copia de La Redonda llegó a Logroño a finales de 1623 y fue remitida desde Messina (Sicilia) por Jerónimo Ponce de León, criado del príncipe Enmanuel Filiberto, gran prior de la Orden de San Juan de los reinos de Castilla y León, general y virrey del reino de Sicilia.

Se trata de una reproducción «muy fiel» de la original y tiene unas medidas de 4,50 metros de largo por 1,58 de ancho, es decir, exactamente iguales a la auténtica. Las 'huellas' fueron realizadas en anilina y se encuentran bastante difuminadas por el paso de los años. La sábana fue realizada en un lino muy fino y de color crudo y está muy bien conservada. En la misma, figura la inscripción 'Sacado del original de Turín en 4 de mayo. Año 1623'.

Cuenta el sacerdote Fermín Labarga, estudioso de las manifestaciones religiosas de Logroño durante el Barroco, que el príncipe italiano facilitó hacerse con una copia a Ponce de León.

El propósito del logroñés Ponce de León, como el de tantos hacendados y nobles, no era otro «que mostrar su gratitud a los señores deán y cabildo de la iglesia colegial de Nuestra Señora de la Redonda». Anteriormente, ya había intentado hacerse con alguna otra reliquia para remitirla a la parroquia.

Fermín Labarga precisa que el encargado de tocarla con la original fue el obispo de Vircelli, Marco Antonio Vitia. Ponce de León, por su parte, sugirió una ubicación en La Redonda («En el altar del Santo Cristo...») y hasta los días de exposición («el día de la Cruz de Mayo y Viernes Santo») «dejando abierta la posibilidad para que también se mostrara en otras ocasiones a criterio del cabildo».

La copia logroñesa fue alojada en la Real Capilla del Cristo, una imagen de gran devoción en la zona «ante la que solían acudir los labradores en rogativas». Allí se expuso «en las fechas señaladas y, también, el día de la Ascensión, jornada en la que acudían masivamente los fieles, pasando por debajo de la sábana.

Según Fermín Labarga, las filas de devotos eran inmensas después de la celebración de las vísperas, una costumbre que se mantuvo hasta finales del siglo XIX o principios del XX. La copia del sudario se exponía hasta hace unas décadas en Viernes Santo en la capilla de los Reyes, junto al Santísimo. Luis Gato recuerda que, al final, tuvo que retirarla «porque la gente se distraía muchísimo, estando allí el Santísimo».

La copia de Laguna

La copia de Laguna de Cameros fue donada por los hermanos Irusta a la ermita de Santo Domingo de Silos el año 1790. En la actualidad se encuentra en la iglesia de la Asunción y se expone todos los años por Semana Santa junto al monumento al Santísimo.

Ángel Íñiguez, un joven de la localidad camerana, recuerda que la copia de Laguna y las de Guadalajara y Valladolid tienen una singularidad: las imágenes anterior y posterior de Cristo están en posición horizontal, como si el lienzo hubiera sido partido por la mitad y cosidas ambas piezas una junto a la otra.

El estuche donde se guarda la sábana tiene una inscripción alusiva a los donantes. Dice así: «Retrato verdadero de la Sábana Santa en que fue envuelto el Cuerpo Santísimo de nuestro Redentor J.C. copiado del original, que existe y se venera en la ciudad de Turín, dado a esta ermita de Santo Domingo por los señores Irusta, sus bienhechores, para que ella se conserve y se exponga todos los años a la pública veneración de los fieles el Jueves Santo desde misa hasta el sábado al toque de Gloria; año de 1790».

A mediados de la década de los 70, Umberto II de Saboya, un rey de Italia en el exilio, visitaba San Fermín en Pamplona y no pudo evitar desplazarse a Logroño y Laguna para conocer las dos copias.

Los Saboya habían sido los propietarios de la Sábana Santa y, por ello, sentían gran devoción por el sudario. Luis Gato atendió a la comitiva en La Redonda tras dudar, inicialmente, que fuera Umberto II y pensando que eran 'ladrones'. Luisa Cuadra y Maruchi Muro lo acompañaron en Laguna.



www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative