Buenas noches. Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Casa de la Riojawww.casadelarioja.com
disminuir fuente ampliar fuente

21.12.2004 - EL RIOJANO SANTIAGO TABERNERO, FINALIZA EN MADRID SU PRIMERA PELÍCULA COMO DIRECTOR.


Una fábula de vida y de color
Dentro de Madrid hay muchas ciudades y una de ellas es el Barrio de Fuencarral. Una zona de expansión de la capital que todavía conserva rasgos de extrarradio. Entre casas-chabolas de una sola altura y un colegio abandonado ha surgido un asentamiento temporal de gentes venidas de otras tierras: unos portan los más extraños cacharros y otros visten como hace 30 años. Es la tribu del celuloide, que como antigua troupe de comediantes, ha tomado el barrio durante los tres últimos meses. El patriarca del tinglado es el riojano Santiago Tabernero que rueda allí la que es su primera película como director y que llevará por título Vida y Color. Él dirige un equipo formado por más de setenta personas, entre cuerpo técnico y actoral, que acaba de rodar las últimas escenas dentro del plazo previsto, justo antes de las campanadas de fin de año.

VIDA Y COLOR
Guión y dirección: Santiago Tabernero.

Productor Ejecutivo: Luis Ángel Ramírez.

Director de Fotografía: José Luis Alcaine.

Música: Mathew Herbert Big Band.

Dirección artística: Soledad Seseña.

Diseño de producción: Íñigo Rotaetxe.

Montaje: Pepe Salcedo.

Vestuario: Pepe Reyes.

Peluquería: Ana Renedo.

Directores de casting: Rosa Estévez e Ion León.

Presupuesto: 2.240.000 euros.

«La película se parece a mí»
El centro de operaciones es un antiguo colegio en el que el equipo ha tomado posiciones hasta convertirlo en su segunda casa: una planta está destinada a oficinas, la otra a comedor y la tercera como decorado real de una película que baila entre la realidad política de la España de 1975 y la fábula de iniciación de un niño de 13 años. Una pequeña «Cinecita» como apunta el propio director.

'La Filmería'

Esta peculiar tribu no sólo ha tomado pacíficamente el barrio -los figurantes son sus vecinos- sino que el rodaje se ha convertido en el baluarte de sus moradores para defender sus viviendas frente al intento del Ayuntamiento de Madrid y de las constructoras por derribar sus hogares. Una causa común en la que también está embarcado el joven director Daniel García-Pablos quien está grabando en paralelo un documental sobre la situación del barrio, los cambios que provoca el rodaje de una película en su vida cotidiana y lo que ocurrirá cuando las gentes del celuloide se retiren.

La presencia riojana en esta película se extiende hasta la producción, donde encontramos a Paz Sufrategui, compañera no sólo sentimental de Tabernero sino profesional. Ambos han puesto en marcha 'La Filmería', una productora con la que el director pretende tener un mayor control sobre la película, una tendencia que también han seguido, entre otros, Julio Medem, Armendáriz y Amenábar. Junto a 'La Filmería', los otros productores son 'Bausan Films' e 'Imval Producciones'.

El título de la película, Vida y color, es un pequeño homenaje a aquella maravillosa colección de cromos sobre fauna que hizo las delicias de muchos niños, incluido Santiago Tabernero, de finales de los sesenta y principios de los setenta.

Este título ya pone en antecedentes del contexto en el que se mueve la película. Todo comienza el 26 de septiembre de 1975, con las últimas penas de muerte dictadas por el franquismo y termina el 20 de noviembre con la muerte de Franco. Este el decorado de fondo en el que, como explica el propio Tabernero, narra «una fábula de iniciación de un chaval de 13 años que busca su lugar en el mundo». «Aunque esa es la época en la que nos situamos, me he permitido varias licencias porque no pretende ser un reflejo fiel sino una ensoñación poética».

Ese polvorín desconcertante en que se convierte España en esos años tiene su reflejo en un barrio, escenario único donde se desarrolla la trama, y que está conectada a la ciudad por un túnel que nunca se atraviesa, un juego que le sirve a Tabernero para simbolizar el mundo de la enseñación (el barrio) y la realidad (la ciudad).

Postproducción

La postproducción comenzará a finales de enero del 2005: «He quitado muchas secuencias del guión con lo que creo que ha mejorado y es más intenso. Estoy satisfecho con los cambios», explica entre toma y toma el director riojano. «Ahora entiendo cuando en Versión Española -es su director aunque ahora se ha cogido una excedencia de seis meses- los directores decían que igual quitaban 50 minutos, lo que no sólo les permitía agilizar la trama sino además ahorrarse un millón de pesetas por minuto eliminado. Me he dado cuenta de que hay que ser valiente y entrar en el guión con tijera podadora, eso sí, siempre a favor de obra». ¿El resultado? «Prácticamente montaremos todo lo rodado».

Sumergido en plena vorágine de filmación, el observador ajeno se verá sorprendido por un ambiente de rodaje extraordinario: «Sí, nos dicen que parecemos la secta del amor... Estamos todo el día abrazándonos y besándonos. Hay que tener en cuenta que para la mayoría es lo más gordo que hemos hecho hasta ahora y estamos muy emocionados».



www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2006 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative